LOADING

Hoy cumplo 6 meses! Gracias a todos por quererme tanto.

Desde que mi papá abandonó el blog, muchas personas se quedaron esperando por nuevas actualizaciones y por noticias sobre mi progreso. Ya tengo 6 meses y he aprendido muchas cosas y estoy segura de que voy a aprender muchas más. Se comienza con cosas muy pequeñas y poco a poco se van aprendiendo cosas más difíciles.

De visita con la tía Carmen

Última toma de leche materna

Durante este tiempo he ido descubriendo cosas que para ustedes son evidentes pero para mi no. Primero descubrí que tengo manos y pies y aprendí que podía cogerme los pies con las manos y además que si doblaba los pies lo suficiente, me los podía meter a la boca. Además después descubrí que tengo lengua y ahora soy una experta sacándola y usándola para hacer ruidos con la boca. Poco a poco he ido descubriendo los colores y las texturas, aveces los olores y por supuesto los sabores.

Verónica comiendo

La parte de descubrir los sabores ha sido un poco difícil, me gusta el sabor de la granadilla (es mi favorito) y me gusta el de la manzana aunque esa fruta parece que me sienta muy mal. En cambio no me gusta mucho el sabor del durazno ni el de la papaya que aveces me hacen hacer muecas muy chistosas y hacen reír a mis papás.

Tomando granadilla

Me tomo la granadilla y estreno silla 😀

Con lo de descubrir las partes del cuerpo, voy aprendiendo muy lentamente a usarlas, ya me puedo sentar, puedo ponerme de pie con ayuda de un adulto y me arrastro muy bien por el piso para conseguir cosas con las manos que quiero tener. Aveces logro agarrarlas, pero todavía, la mayoría de las veces no puedo y como heredé el genio de mi abuela materna me pongo muy brava y grito y lloro.

Verónica haciendo ejercicio

Aunque todavía no puedo gatear pues no tengo suficiente fuerza en los brazos, lo intento muchas veces y levanto la cola del piso con los pies. Aveces mi papá piensa que no voy a gatear sino que voy a caminar de una vez. Yo todavía no se, no lo he decidido, pero sea lo que sea, estoy segura de que el camino que escoja va a ser el que me conviene.

Se supone que este mes voy a poder decir cosas como gu, da, ma, te, etc, pero hasta ahora no lo he hecho. Aveces juego con mi papá, el me pone la mano en la boca mientras yo digo aaaaa o eeeee y el me la tapa y me la destapa todo el tiempo. También se supone que este mes voy a poder decir las cinco vocales, vamos a ver como sale eso.

Desde hace unos días estoy durmiendo en mi cuarto, en la cuna que me prestaron Mauricio y Diana, mi mamá la acomodó y organizó mi cuarto para que fuera el más lindo de todo el mundo. La verdad estoy muy cómoda en mi nuevo cuarto, aunque ella me extraña mucho a su lado. Me sorprende que no se levanta en las noches a revisarme, para eso deja a mi papá que según ella tiene el turno de la noche, aunque no creo que mi papá vaya a dejar que ella siga tan tranquila y seguramente la va a poner a trabajar también. La verdad no es un trabajo muy difícil pues desde los dos meses o antes los acostumbré a que yo dormía toda la noche, eso si me levanto a las 6:00 de la mañana todos los días y hablo un rato sola en la cuna para darles tiempo de quitarse la pereza y preparar mi tetero.
Acostada en mi cuna!

En estos seis meses han pasado muchas cosas muy bonitas.
Me bautizaron en la Iglesia de Santa María del Cedoro el día . Mis padrínos fueron mi tío Andrés Márquez y mi tía Carolina Bedoya. Ellos van a tener que dar el ejemplo y encargarse de educarme para ser una persona buena, correcta y justa.
En el bautizo a la entrada de la Iglesia

En el bautizo con mis papitos

Mis padrinos y mis papás

Mi fiesta de bautizo

Mi tía Carolina estuvo de visita con mi tío Pablito, vinieron a visitarme para mi bautizo y me enteré de que voy a tener un primito que se va a llamar Juan Ignacio. El pobre va a ser argentino pero que le vamos a hacer, no todo puede ser perfecto. Espero poder ir a conocerlo algún día.

Barriga de Carolina

Una foto de mi primito

Mis exámenes siguen saliendo muy bien y en las terapias me han dicho que estoy avanzando muy rápidamente.
Ya intenté comer frutas y cereal, aunque los resultados no fueron los mejores tengo que contarles que he probado también cereal, granadilla, manzana, papaya, durazno, aunque últimamente no lo puedo comer porque los cólicos no me dejan tranquila.

He conocido a mucha gente nueva que ha venido a visitarme y espero muy pronto poder recibirlos en un nuevo apartamento, porque en el que estamos viviendo por ahora, es muy frío y obscuro y mis papás dicen que no es adecuado para mi. Ese ha sido el tema de las últimas semanas.

Alfonso Jiménez alzando a Verónica

Que susto!!!!

La tía Carolina y el tío Pablito

Mis abuelos me quieren mucho, me dan muchos regalos y ya hasta me he quedado a dormir por fuera de mi casa. El más feliz con esto es mi papá porque puede dormir hasta tarde cuando yo no estoy.

Tengo 2 corrales, uno en mi casa, que solo uso de vez en cuando y uno que llevan a las casas de mis abuelos para cuando voy a visitarlos. Aunque la verdad yo prefiero estar en el piso. Mi mamá me pone unos juguetes sobre un tapete de espuma y yo me arrastro para recogerlos. Aunque aveces lloro, mi mamá leyó que eso es bueno pues cuando lloro, lo que hago es aumentar la entrada de oxigeno porque para mi arrastrarme es como correr una maratón… termino muy cansada y es cuando mi papá aprovecha para dormirme, ante las protestas de mi mamá.

Bueno, espero que hayan disfrutado de mi estos 6 meses, gracias por quererme tanto porque todos me han ayudado y todos me han dicho cosas muy bonitas que me hacen muy feliz. Ojalá mi papá vuelva a escribir…

Video de Verónica en pijama
Verónica en la tina