LOADING

Para los que todavía leen el blog

No he sido el más juicioso papá los últimos días. No había vuelto a escribir y se que no hay disculpa para no hacerlo, pero aveces siento que me va a tocar dividirme para poder hacer todas las cosas que se supone que tengo que hacer. Hace más de 15 días que no había escrito y han pasado muchas cosas desde la última vez. Verónica está estrenando primita y seguramente desde que nació ya era más grande :D, esperamos que nos regalen unas foticos para poderlas publicar también.

Bueno, les cuento que a mediados de Febrero, Verónica recibió de regalo su primer gimnasio, es de espuma y tiene una colchoneta, un cilindro y otro poco de aparatos que yo personalmente creo que son medio estorbosos, pero mi esposa está encantada con el dichoso gimnasio y la tortura todos los días un ratico en el.

Verónica en sesión de gimnasia

Verónica haciendo estiramientos en su gimnasio

Verónica en sesión de gimnasia 2

La otra abuela también tuvo tiempo de torturar a Verónica

También, en los mismos días, Mauricio y Diana nos trajeron la cuna que va a usar por lo menos por tres años, a ellos toca darle muchas gracias por ese detalle tan bonito y también por la droga de los cólicos que nos trajeron de Miami y que no es Jazz (ojalá alguno entienda el chiste).

El cuarto terminado

El cuarto de Veróncica con la cuna instalada

Verónica durmiendo en la cuna

No hay mejor lugar para dormir que la cama propia.

Verónica durmiendo en la cuna 2

Otra foto de Verónica durmiendo en la cuna

Y también tuvo su primer baño, ya era justo después de casi dos meses sin bañarse, parecía un gato, limpiándose a punta de babitas jajaja, olía a una mezcla de bebé, perfumes, vómito y otros no identificados que de vez en cuando se nos escapaban en el cambio de pañal. Afortunadamente el problema de la pañalitis de los primeros días se superó y no ha vuelto a darle, toca estar pendientes de controlarla porque no queremos ver más a Vero sufriendo de esa forma.

Preparando el baño

Alaxandra se alista para bañar por primera vez a Verónica

Primer baño de Verónica

La cara lo dice todo, después de dos meses seca, no se quería mojar.

Primer baño de Verónica

No lo disfrutamos, ni un poquito

Primer baño de Verónica

Toca ponerle más agua, quitar la espuma y calentar un poquito más el agua.

Primer baño de Verónica

Lloró todo el tiempo, no logramos que lo disfrutara

Verónica después del baño

Verónica después del baño, nunca vi a un bebé sufrir tanto por un poquito de agua

Hoy termino de escribir… todavía falta mucho, pero poco a poco me pongo al día, espero poder darles buenas noticias de la visita al pediatra y contarles de algunas visitas que tuvimos, incluyendo la de la abuela putativa (Consuelito, que estuvo en estos días por Bogotá y aprovechó para pasar).
Ahora nos vemos…