Semana definitiva

Esta semana ha sido de altibajos. Comenzando nos habían dado autorización de sacarla del canguro y hacer el proceso intermitente, es decir que iba poder estar algunas horas vestida y más libre. Mi esposa estaba dichosa porque eso le iba a dar más tranquilidad, no es fácil cargar a un niño todo el día. Entonces el Martes 22, Verónica se puso su primera ropa. La habíamos llevado al hospital cuando todavía estaba en la unidad de cuidados intermedios pues Alexandra decía que ya le quedaba pequeña y yo decía que no. Es increíble como funcionan los ojos. Como en la UCI todos los niños son pequeños, Alexandra comenzó a ver a la bebé más grande de lo que en realidad era, pero al ponerle el vestidito al lado, nos dimos cuenta de que todavía lo iba a poder usar. Fue entonces cuando nos dijeron lo del canguro y pensamos que esa ropa se iba a quedar nueva.

La primera pinta de Verónica
La primera pinta de Verónica
Verónica llorando
Verónica llorando, lo hace más seguido de lo que parece… pero igual hasta eso nos encanta

Pero al parecer se nos fue la mano, o nos adelantamos mucho en optimismo y el 23 le dijeron a Alexandra que la bebé había vuelto a perder peso. Es normal que un bebé pierda hasta el 10% de lo que pesaba al nacer, finalmente pasar de un medio líquido a uno húmedo es un cambio muy fuerte. Pero no es normal que después de comenzar a ganar peso, se pierda nuevamente, así que le ordenaron a la enana un examen de orina y otro de sangre que se debía tomar hoy. Alexandra se preocupó nuevamente y llegó a la casa con el nuevo reglamento que le dieron los doctores. Ahora, las abuelas deberían comprar sus respectivas fajas para “cangurear” a Verónica también (próximamente estaré publicando fotos de las abuelas con su faja), toca bajarle al nivel de estrés y procurar que mientras las abuelas cargan a Verónica, Alexandra descanse, trate de dormir y se saque leche. Y la bebé debe permanecer más tiempo en canguro y se acabaron las intermitencias jajaja, así que nada de nuevas pintas otra vez.

Hoy le tomaron los exámenes a Verónica, así que la pincharon nuevamente, pobre, en 15 días de vida, por lo menos 9 ha tenido que ser pinchada. Perola buena noticia es que nuevamente subió 30 gramos, según mis cálculos esta semana ha ganado 40 gramos, así que debe estar pesando 2.100 gramos. Además le dijeron a Alexandra que no se pegara tanto a las reglas que le dieran, que podía ser un poco más flexible y que podía dejar a la bebé dormir hasta 3 horas sin darle de comer porque ella ya estaba empezando a regular su sistema y que no era obligación despertarla cada dos horas. Espero que eso le sirva para dormir mejor en las noches.

Verónica durmió por primera vez un ratico en su futura cama (el Moisés que le regalaron Jorge y Denisse), las fotos no salieron muy bien porque no las tomé yo jajaja, pero bueno, no es tan fácil sobre todo porque estaba casi totalmente tapada con su cobija amarilla.

Verónica durmiendo
Otra foto de Verónica durmiendo en el Moisés
Verónica en el Moisés
Verónica se echa su primer sueñito en el Moisés que le regalaron Jorge y Dennise

Bueno, hay mucha gente que visita la página y no escribe, nosotros leemos todos los comentarios y esto va a ser un recuerdo para que algún día Verónica pueda ver cuanto cariño le tenían nuestros amigos y familia, así que no les de pena, nos gusta mucho leer y prometo que todo se lo voy a mostrar a mi hijita.

Bueno, por ahora los dejo descansar, espero que pasen más cosas emocionantes para poderles contar… ojalá todas sean buenas noticias!!!

One comment

  1. Papitos hay que tener mucha paciencia y tranquilidad . todo en la vida es un proceso y todo lo de VERONICA va muy bien , no se preocupen siempre en la vida hay subidas y bajadas.¡ animo! sigan con la faja les luce , todos quedan muy lindos en las fotos ja ja ja, Veronica es preciosa. pronto iremos a conocer a la bebe besos y abrazos

Comments are closed.