Como ha sido la tendencia, una etapa buena, una mala durante todo este Tour, hoy le tocaba el turno a una buena y no defraudó. Los protagonistas por fin intentaron, algunos con más éxito que otros y al final el ganador de la etapa estaba en la escapada que hoy tuvo a Nairo Quintana como protagonista con la clara intención de hacer que atrás se forzara el tren para desgastar a los rivales de Mikel Landa.

La etapa

Desde muy temprano comenzaron los intentos de fuga y el ritmo fue extremadamente fuerte. Esto contribuyó a que no se formara con claridad una escapada y en consecuencia el primer puerto de montaña se hizo a un ritmo que el líder de la montaña no soportó, por lo que finalmente tuvo que resignar sus posibilidades y no participar de la fuga.

Pasado el primer puerto de montaña, finalmente se consolidó un grupo de 36 corredores en el que Nairo Quintana era el mejor clasificado de la general, además se encontraban en este grupo ciclistas de primer nivel como Vincenzo Nibali, Simon Yates y Romain Bardet que hacían más peligrosa la escapada. Varios equipos colocaron tres fichas en la fuga lo que provocó que a pesar del fuerte ritmo que llevaba el grupo principal por detrás la diferencia continuara aumentando. Uno de estos equipos fue el Movistar Team con Andrey Amador y Marc Soler acompañando a Quintana. Mientras tanto atrás toda la responsabilidad se la dejaron al Deceuninck – Quick Step que había arrancado el día con la clara intención de defender a Julian Alaphilippe.

El equipo de Alaphilippe se comprometió totalmente con la causa y vimos colaborando inclusive a Elia Viviani para marcar el ritmo del pelotón en una etapa en la que en condiciones normales habría quedado rezagado desde la primera subida.

Al principio del primer puerto de primera categoría comenzó la lucha en la punta, con ataques y contraataques de diferentes ciclistas, Nairo comenzó a sufrir a mitad del ascenso y se retrasó, el pedaleo se le veía cansado y aún con todos los problemas que evidenciaba, logró recuperar y reunirse con los punteros antes de coronar el premio de montaña. El ritmo en el grupo principal se redujo y el equipo de Alaphilippe solo perdía a Enric Mas que desde ayer informó que estaba enfermo y no se encontraba en condiciones para ayudar al equipo.

Para la tercera subida, las cosas comenzaron a cambiar, adelante Simon Geschke lanzó un ataque que rápidamente fue seguido por Yates. El ritmo se había elevado y detrás de ellos quedó un grupo formado por Bardet, Quintana, Alexey Lutsenko (Astana Pro Team) y Sébastien Reichenbach (Groupama – FDJ), mientras la fuga se desarmaba y ciclistas como Vincenzo Nibali, Ilnur Zakarin y Michael Matthews fueron sobrepasados por el grupo de los favoritos ahora comandado por el Astana que había impuesto un ritmo altísimo trabajando para Jakob Fuglsang. Poco a poco los hombres del líder comenzaron a perder contacto con el grupo y el pelotón de los favoritos se redujo drásticamente. Las víctimas también las pusieron otros equipos, siendo las más notables, todos los gregarios del Team INEOS y David Gaudu que parecía que no iba a poder colaborar con Thibaut Pinot. Por un momento alcancé a pensar que tal vez el esfuerzo de ayer le podría pasar factura al francés que se quedaba solo a falta de dos premios de montaña.

Las emociones comenzaron con el ataque de Landa y Fuglsang. En la parte más dura del penúltimo premio de montaña intentaron hacer diferencia con el resto de los notables, sin embargo el kazajo no aguantó el ritmo del español y rápidamente fue recapturado por el pelotón. No fue así con Landa que coronó el premio de montaña en compañía de Soler y Amador que habían dejado la punta para ayudarlo en la bajada antes de iniciar el último ascenso. Su trabajo fue excepcional y Landa solo perdía 20 segundos con el grupo de Quintana al inicio de la subida a Foix, mientras en el grupo de favoritos el ritmo en la bajada había vuelto a disminuír, lo que permitió el reingreso de varios pedalistas, entre ellos Gaudu y Wout Poels (los dos serían claves para sus líderes en la última parte de la carrera).

En la punta, Yates lanzó un ataque que Geschke no pudo resistir para irse en solitario a buscar el triunfo de la etapa, mientras atrás Landa con un ritmo endemoniado alcanzó al grupo de Quintana que para ese momento ya se veía sin fuerza en las piernas, había cumplido con su tarea, como lo había dicho ayer, trabajar para su «nuevo» líder de filas y ese sacrificio fue una gran demostración de su nobleza. Poco a poco todos en el grupo Landa se fueron quedando hasta que finalmente el español quedó en solitario (como a el le gusta) y a tan solo 1′ de Yates. En el grupo de favoritos la carrera también se había encendido, Gaudu destrozó el pelotón con un ritmo aún mayor del que llevaba Landa y poco a poco los rivales se iban rezagando, entre las primeras víctimas, Rigoberto Urán que se quedó casi al mismo tiempo de Warren Barguil y al final de la etapa perdió casi 3′ con el ganador y llegó junto a Nairo. Después de Gaudu, el trabajo quedó a cargo del equipo de Steven Kruijswijk que para ese momento todavía tenía dos gregarios en la punta, pero Pinot hoy no iba a esperar hasta el final y lanzó un ataque impresionante que solo pudieron seguir Egan Bernal y Emanuel Buchmann (la sorpresa del Tour). Atrás se quedaban Geraint Thomas, Alejandro Valverde que a mi gusto debió ser el líder del equipo y que hoy no está en la pelea solamente por el sacrificio de la etapa 6 (otro error de la mente maestra detrás del fracaso del Movistar), Kruijswijk y Alaphilippe.

Pinot no aflojó el paso y finalmente cortó, primero a Buchmann y luego a Bernal y se fue por Landa que después del gran esfuerzo apenas le tomaba una veintena de segundos. Adelante Yates levantaba los brazos para celebrar su segundo triunfo de este Tour, mientras Bernal era alcanzado nuevamente por Buchmann que le dio una mano en el cierre de la etapa. Al final Pinot adelantó a Landa en la meta y con esto se adjudicó la bonificación del segundo puesto y un poco más atrás llegaron Buchmann y Bernal. Thomas que había puesto a Poels a marcar el paso atacó a Alaphilippe que ya no se veía tan sólido y se fue junto con Kruijswijk, los dos lograron arrancarle unos segunditos y darle un golpe moral tan fuerte como el que seguro tuvo Nairo en la etapa de la mala suerte (13).

La general se apretó y ahora los últimos cuatro candidatos al título que sobreviven están separados por 27 segundos. En este punto debo decir que Buchmann es una amenaza real que yo no tenía en mis cuentas (un gran error) y que a diferencia de Alaphilippe, no tiene tanta presión y si se ha preparado para ganar el Tour. Su debilidad tal vez está en su equipo. El BORA – hansgrohe se armó enfocado en que Peter Sagan consiguiera la camiseta verde y ahora no cuenta con gregarios que lo puedan apoyar de la misma forma que a Pinot o a Bernal en la alta montaña, además ya perdió a Maximilian Schachmann que había sido su llave en las últimas carreras y sin duda sería su escudero en las etapas de los alpes. Hoy Buchmann se encuentra a 39″ de Thomas y si sigue corriendo de forma tan inteligente podría dar la sorpresa.

Ahora mi listado de favoritos (en la que por primera vez agrego a Buchmann) queda así Las clasificaciones y los tiempos en la general son con respecto a Thomas:

Ciclista Etapa 15 Frente a Thomas Cambio
Geraint Thomas (Team INEOS) 7 +0:01:22 Dos días consecutivos perdiendo tiempo no se pueden calificar como un buen resultado. Claramente Thomas no ganó tiempo suficiente en la contrarreloj y todos sus rivales comienzan a ver que es vulnerable y seguramente está haciendo control de daños para quedarse con un lugar en el podium.
Steven Kruijswijk (Team Jumbo-Visma) 8 +0:01:22 2 +0:00:12 Su equipo está muy bien, pero el no tiene las piernas para seguir a Pinot y a Bernal cuando atacan. Ayer pudo adelantar a Thomas, pero hoy no tuvo la fuerza y es muy probable que tenga que plantear una nueva estrategia porque necesita buscar la forma de permanecer por delante de los candidatos que lo siguen.
Thibaut Pinot (Groupama – FDJ) 2 +0:00:33 3 +0:00:15 +2 Es el gran ganador de la segunda semana. Supo sobreponerse al desastre de la etapa 10 y fue el que más ganó desde la contrarreloj. Parece ser el rival a vencer, hoy ha sobrepasado a sus dos rivales más fuertes para la general que dicho sea de paso son los únicos que han podido seguir sus ataques.
Egan Bernal (Team INEOS) 5 +0:00:51 4 +0:00:27 -1 Aunque perdió un puesto en la clasificación general, se acomodó a solo 27 segundos de su líder de filas. Seguramente habrá una reunión en el día de descanso para plantear una estrategia en la que el enfoque sea darle prioridad en la última semana por encima de Thomas.
Emanuel Buchmann (BORA – hansgrohe) 4 +0:00:51 5 +0:00:39 -1 Hoy está a 39 segundos de Thomas, descontó 59 segundos en dos días, sin lanzar ataques y ahorrando fuerzas. La clave estará en la rueda que decida seguir en las tres etapas de alta montaña que quedan y en las fuerzas que tenga para lanzar el ataque definitivo.

Hoy, salió de mi listado de favoritos Rigoberto Urán que no pudo aguantar el ritmo impuesto por David Gaudu en la última subida. En linea de meta, perdió 0:02:58 con el ganador de la etapa y resignó todas las opciones de luchar por un puesto en el podium. Además ahora tendrá que luchar por conservar su lugar entre los 10 primeros de la general. Frente a esta situación Rigo tiene dos opciones, perder tiempo y buscar una victoria de etapa en una escapada o seguir intentando estar al lado de los más fuertes e intentar sobrepasar a los tres rivales que tiene más cerca y que no le alcanzan a tomar el minuto de diferencia. A mi modo de ver, es preferible un top 10 en la general, pero una victoria de etapa será más gratificante para sus patrocinadores.

Geraint Thomas no se debe sentir a la altura de sus rivales y en este momento todo parece indicar que intentará colaborar con Bernal para la victoria final, al menos sus mensajes en redes sociales así lo demuestran.

Siguiendo con el Team INEOS se ha criticado mucho al equipo que aparentemente está más débil que en años anteriores, sin embargo en mi opinión siempre respondieron cuando fueron requeridos, en la etapa contrarreloj, en la etapa de los abanicos y hoy cuando Thomas necesitó ayuda. Yo creo que el Team INEOS con dos fichas todavía para jugar en la general, sigue siendo el equipo más fuerte y su verdadero poderío todavía está por verse en las etapas de los Alpes.

Etapa 16

Ojo! las etapas 16 y 17 tienen un perfil muy adecuado para Alaphilippe o Sagan. Con el tiempo que ha perdido hoy y con las muestras de debilidad que evidenció, el líder podría intentar alguna locura como un ataque largo en cualquiera de las dos etapas. Sería muy bueno para el espectáculo.

Categorías: